Con ejemplos para clarinete, viola y piano

¿Cómo consigo volver a disfrutar estudiando? ¿Y que luego no tenga fallos de memoria? ¿Cómo consigo no tensarme haciendo música? Y qué estudio primero: las notas, o la música, o el sonido, u otra cosa diferente?

Son varias preguntas frecuentes que oigo en mis cursos y sesiones individuales.

En este artículo describo mi enfoque al estudio, de cara a disfrutar. Nada más y nada menos. Lo bueno de ello es que como producto secundario, me acabo sabiendo la pieza. Son cuatro pasos muy sencillos, y que tienen mucha fuerza si se aplican conscientemente. Estos pasos los aplico con mis alumnos de piano, con muy buenos resultados. Y lo mejor: disfruto muchísimo estudiando!

Continuar leyendo...

En el vídeo, se la ve encogida de hombros. Suenan los primeros compases del concierto para piano en re menor de Mozart. Pires, cuya expresión facial abarca varias emociones al mismo tiempo, desde vergüenza, pasando por desesperación, hasta llegar a determinación, se apoya la cabeza con un brazo sobr...

Continuar leyendo...

"Tocar el piano no es tan difícil. Sólo hay que tocar la tecla correcta en el momento correcto."
- Johann Sebastian Bach

Si acaso, estas palabras demuestran el sentido del humor de Johann Sebastian Bach. Lo que dice, puede que suene lógico, pero la cosa tiene un gancho.

Que no se le puede tomar en serio.

Continuar leyendo...

¿Te gustaría quedar en contacto?

Cada dos semanas envío un correo electrónico con reflexiones sobre mi propia práctica de tocar y enseñar Resonancia. Algunas llegan a parar a mi blog, algunas sólo las leen mis abonados. Espero que mis mails te puedan inspirar, motivar y aportar algo valioso.

Nada de spam, y te desapuntas cuando quieras.